Beneficios

vidaCompasión en su Vida

businessOrganizaciones y Entornos Corporativos

servicio_socialServicio Social y Sector Público

salon_de_claseSalón de Clase

saludÁrea de la Salud

 

El creciente interés por parte de la comunidad científica sobre la Compasión se debe a principalmente a que los resultados apuntan a que cultivar la Compasión aumenta el propósito vital, reduce la ansiedad, reduce los sentimientos negativos y autodestructivos y fomenta las relaciones positivas en los lugares de trabajo, en los hogares y escuelas.

 

Las personas que han realizado este programa reportan:

  • Mayor capacidad para reducir el estrés
  • Participación más plena y conscientemente en su vida en un ritmo acelarado
  • Aumento de su capacidad de recuperación (resiliencia) ante las adversidades
  • Incremento de su bienestar y  felicidad genuina
  • Mejoría en la comunicación, empatía y cooperación en sus relaciones
  • Cultivo de un estilo de vida gratificante y compasivo

 

¿Por qué inscribirse al Entrenamiento para Cultivar la Compasión?

Entrenar la Compasión va más allá de sentir más empatía y conexión por los demás. Incluye el desarrollo de:

  • La fuerza para estar presente con el dolor o el sufrimiento sin experimentar distress empático
  • El coraje para tomar acciones compasivas
  • La resiliencia para prevenir la fatiga y el burn-out cuando enfrentamos los retos de la vida.

Cultivar esta cualidad soporta un amplio rango de objetivos; entre ellos, mejorar nuestras relaciones personales y laborales. Cultivar la Compasión también puede ser un apoyo para mejorar nuestra salud física y mental, y aumentar nuestro bienestar y felicidad.

Las investigaciones sugieren que el ECC puede aumentar la Compasión, la Auto-Compasión y el Auto-Cuidado, reducir el estrés, la ansiedad, la depresión, disminuir la sensación de sentirse abrumado y mejorar el sentimiento de conexión con los demás.

¿Cuáles son los beneficios comprobados científicamente del Entrenamiento para Cultivar la Compasión?

Hay muchos efectos positivos comprobados que se logran a nivel físico a través del Entrenamiento de la Compasión:

cerebro_1En el sistema Autónomo Nervioso Central se activa el sistema nervioso para-simpático que causa una desaceleración en el ritmo cardíaco que se correlaciona positivamente con comportamiento pro-social y se evidencia una activación en la corteza pre-frontal.

Fuente: Compassion: An evolutionary analysis and empirical review. Jennifer Goetz, Dacher Keltner and Emmiliana Simon- Thomas – Berkely University

cerebro_2Uno de los estudios publicado por CCARE en Stanford muestra que los participantes después de haber asistido al entrenamiento para cultivar la compasión mostraron los siguientes resultados:

  • La frecuencia de rumiación o mind wondering disminuyó de la línea base y aumentó la atención plena/ presencia o mindfulness. Específicamente disminuye la rumiación en temas negativos y aumenta la rumiación en temas placenteros. La rumiación en temas positivos predice un mayor cuidado hacia uno mismo y hacia los demás.
  • Comportamientos de auto-cuidado y el cuidado por otros incrementaron con base en la medida inicial
  • Reducción de los miedos a la compasión.
  • Incremento de empatía, reducción de estrés empático (reacción de estrés y ansiedad ante el sufrimiento del otro)

Fuente: Enhancing Compassion: A Randomized Controlled Trial of a Compassion Cultivation Program. Hooria Jazaieri, et al. Stanford University. Journal of Happiness Studies.

cerebro_3Posterior a un entrenamiento en compasión se mostró mayor integración cerebral y reforzamiento/ mejoramiento del sistema inmunológico.

Fuente: https://www.ted.com/talks/joan_halifax