¿Por qué cultivar la Compasión?

La compasión es un proceso que surge en respuesta al sufrimiento o malestar. Comienza con el reconocimiento del sufrimiento y luego da paso a pensamientos y sentimientos de empatía e interés por quien sufre. Esto a su vez motiva la acción de aliviar el sufrimiento. Es distinta a la lástima, el pesar, el distress empático por el sufrimiento de los demás y a la condescendencia.

La compasión surge y es importante tanto a nivel personal en nuestras relaciones individuales como a nivel global de las culturas y naciones que interactúan entre ellas. Su Santidad el Dalai Lama ha dicho que los problemas del mundo -sociales, económicos, ambientales, y así sucesivamente – se entienden y se ven mejor a través del lente de la compasión. Con compasión, la empatía por quienes sufren puede dar paso a acciones altruistas- trayendo felicidad y tranquilidad inmediata y a largo plazo a nuestras vidas y a la vida de los demás.

Los seres humanos tenemos una capacidad natural para sentir y expresar compasión. Sin embargo, el estrés de cada día, las presiones sociales y las diferentes experiencias de la vida hacen que sea difícil que esta capacidad se exprese y como resultado potencialmente surgen problemas físicos y emocionales. Cada uno de nosotros puede elegir cultivar, nutrir y desarrollar nuestro instinto compasivo.

El proceso de cultivar la compasión involucra entrenar nuestra mente, desarrollando habilidades específicas en el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás,  eligiendo pensamientos y acciones que nutran una relación caracterizada por la empatía y la compasión.

 

¿A quién va dirigido?

El ECC está diseñado para apoyar a todas las personas que estén buscando aumentar su conciencia, sus cualidades de atención plena o mindfulness y que quieran iniciar un proceso de transformación, realización personal y aumento de la compasión hacia sí mismo y hacia los demás.

Específicamente puede ser útil para padres, cuidadores, educadores, profesionales de la salud y terapeutas, ejecutivos y gerentes, y líderes y empleados del sector público. No se requiere experiencia previa en meditación, pero una disposición para hacerlo es un componente clave del entrenamiento.

 

Dónde se enseña actualmente?

Inició en Stanford (abierto al público y para estudiantes de facultad de Medicina) y ha sido adoptado en Kaiser (Sistema de Salud Público en Estado Unidos), UC San Diego, UC Berkeley, Centro Tibetano NY, Google, Cancer Community Center- Walnut Creek, en hospitales de veteranos de guerra en California, Universidad de Melbourne (como parte del pensum de estudiantes de Medicina), comunidades Católicas, Grupo de policías en México, organizaciones privadas en Suecia, entre otros.